sábado, 12 de septiembre de 2009

El sabor del laud, de Tao Yuanming

EL SABOR DEL LAUD

Me conformo con el sabor que yace
en el corazón del laud,
¿para qué empeñarme en oir el sonido de las cuerdas?

TAO YUANMING