lunes, 30 de noviembre de 2009

La palabra, de Carmen Garrido Ortiz

LA PALABRA

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
(Antonio Machado. Cantares)



Yo quisiera hablar contigo de lo viejo.
Tête-à-tête, sotto voce.
Acurrucarme en tus sentidos y desligarme de las mortajas,
sembrar la cabeza huera de tus lances y mis sagas, las luchas y las exequias por lo antiguo y lo vivido.

Yo quisiera hablar contigo de lo viejo.
Despojarme de los hábitos verdes, las gabardinas de tantos inviernos, los somníferos para soñar a otros, las viejas cuentas con los enemigos.
Algunos están serrando un olmo centenario para las chimeneas de su vida futura.
Otros compran campanitas funerarias y queman incienso con olor a rastrojo. Así rompen su alma y sus trabajos. Renacen por el perfume nuevo, reviven porque vaciaron los cántaros en sus fuentes.
Yo busco la solución en las paredes de un cuarto pequeño,
donde habitan 108 tentaciones y treinta recuerdos, uno por año.
En mi dormitorio, hay estanterías tan altas que, al mirarlas, aprehendes de ellas todo su saber.
Hay sábanas bordadas por unas manos tan distintas de las mías que nadie diría que son sangre de mi carne.
Hay cruces robadas de un cementerio, alguna margarita despechada y muchas cartas de amor a desconocidos.
En fin, todo este vacío rodea mi cabeza y la Olivetti, espíritu y cuerpo sembrado de letras.
Mi preferida, ya sabes, es la O, la omertá donde se esconde mi voz, que no alcanza a terminar las eses de las palabras.

Yo quisiera hablar contigo de lo viejo.
De aquellas horas en la cama blanda mientras yo te prometía. Tardes de sombras chinescas doradas de sol y pelo tirante sobre las orejas pequeñas, bien lobuladas.
Las noches con redecillas sobre los bucles y el futuro tan imperfecto doblado sobre tu regazo en la mecedora.
Aquellos silencios.
Tus palabras en sueños, que sabían a arropía y a cenobio, cipreses y celdas, tocas y pozuelos.
Yo las apresaba y me fundía con tus risas de durmiente feliz, de cuerpo bendecido por la fortuna durante unas horas de paz.
Aquél era tu reino y rezábamos por conservarlo, por los helechos que lo adornaban, por las cuentas de los rosarios que lo cercaban, por el ruido vivo del agua de tu aljibe.

Yo quiero hablar contigo de lo viejo.
Acercarme a ti y maullar: rozagante, mimosa, feliz.
Te obligo a que me acaricies la cabeza y me estires los párpados para hacer los ojos grandes y así verte y gustarme.
Me enredas con el cashmere de tu vocabulario denso, apetecible, tan dulce. Y yo me dejo arrastrar, aunque con la argolla me siga atando a la quimera de la realidad.

Hablemos.

CARMEN GARRIDO ORTIZ

sábado, 28 de noviembre de 2009

Abrí la puerta, de Pedro Casariego Córdoba

ABRÍ LA PUERTA

Abrí la puerta.
No había nada.
Me había puesto
mi paracaídas.
Mi paracaídas
singular se abrió.
Como los hormigueros
en primavera.
Como el vientre de
la nieve cuando
recibe a los jinetes.
Salté.
Sin prisas.
Para abrazar aviones.
Porque sí.
Con toda la razón
del mundo.
Con todos los papeles
en regla.
Un salto impetuoso.
Sin memoria.
Un salto...

PEDRO CASARIEGO CÓRDOBA

jueves, 26 de noviembre de 2009

Parece sencillo, de Pablo Casares

PARECE SENCILLO

Cerrar los ojos,
prestar atención a las olas
cuando rompen en las rocas.
Sentir el viento y el sol.

Parece sencillo.
No lo es.

Reconocer que sigues vivo.

PABLO CASARES

martes, 24 de noviembre de 2009

La tierra..., de Leonel Rugama

LA TIERRA ES UN SATÉLITE DE LA LUNA

El Apolo 2 costó más que el Apolo 1
el Apolo 1 costó bastante.

El Apolo 3 costó más que el Apolo 2
el Apolo 2 costó más que el Apolo 1
el Apolo 1 costó bastante.

El Apolo 4 costó más que el Apolo 3
el Apolo 3 costó más que el Apolo 2
el Apolo 2 costó más que el Apolo 1
el Apolo 1 costó bastante.

El Apolo costó un montón, pero no se sintió
porque los astronautas eran protestantes
y desde la luna leyeron la Biblia,
maravillando y alegrando a todos los cristianos
y a la venida el papa Paulo VI les dio la bendición.

El Apolo 9 costó más que todos juntos
junto con el Apolo 1 que costó bastante.
Los bisabuelos de la gente de Acahualinca tenían menos
hambre que los abuelos.

Los bisabuelos se murieron de hambre.
Los abuelos de la gente de Acahualinca tenían menos
hambre que los padres.
Los abuelos murieron de hambre.
Los padres de la gente de Acahualinca tenían menos
hambre que los hijos de la gente de allí.
Los padres se murieron de hambre.
La gente de Acahualinca tiene menos
hambre que los hijos de la gente de allí.
Los hijos de la gente de Acahualinca no nacen por hambre,
y tienen hambre de nacer, para morirse de hambre.

Bienaventurados los pobres, porque de ellos será la luna.

LEONEL RUGAMA

domingo, 22 de noviembre de 2009

Y la muerte..., de Dylan Thomas

Y LA MUERTE PERDERÁ SU DOMINIO...

Y la muerte perderá su dominio.
Los muertos desnudos serán un solo muerto.
Con el hombre en el viento y la Luna de occidente;
cuando se descarnen los huesos y desaparezcan los huesos.
Donde hubo codos y pies aparecerán estrellas.
Y aunque se sumerjan en profundas aguas tendrán que resurgir.
Y aunque los amantes se extravíen perdurará el amor.
Y la muerte perderá su dominio.

Y la muerte perderá su dominio.
Bajo los remolinos del mar
aquellos que yazgan largamente no morirán en la tempestad
retorciéndose en el tormento, cuando cedan los tendones
atados a una rueda no podrán destrozarse;
entre sus manos la fe se romperá en dos
y el Unicornio del mal los atravesará.
Y hendidos por todas partes no se desmembrarán.
Y la muerte perderá su dominio.

Y la muerte perderá su dominio.
Nunca más las gaviotas gritarán en sus oídos
o se romperán las olas tumultuosamente en la ribera;
allí donde se abrió una flor nunca más otra flor
ofrecerá su cabeza a los golpes de la lluvia.
Y aún locas o muertas como clavos
atravesarán la margaritas con sus cabezas de señoras;
irrumpiendo sobre el Sol hasta que el Sol se desprenda.
Y la muerte perderá su dominio.

DYLAN THOMAS

viernes, 20 de noviembre de 2009

Ya no sé..., de Oscar Aguado

YA NO SÉ...

Ya no sé si respirar es bueno
o si nunca aprendí a hacerlo bien
tampoco sé amar
nunca me lo enseñaron
nunca me enseñaron nada
siempre hay errores en los zapatos
mis padres son un error
y yo que al no poder borrar en el espejo sus rasgos
me corto afeitándome
termino con las manos llenas de sangre
como un asesino
me gustaría dejar de sonreír
esta estupidez que se repite
como casa de dibujos animados
esta guerra de entrepierna y corazón
dejar de respirar tanta mierda
dejar el dolor en las flores
ya no sé el color que tienen sus ojos
apostaría mi vida a la página en blanco
ya no sé si seguir
si buscar un tesoro
y luego gastármelo en copas
y en el amor que resbala
y se rompe las dos piernas

ÓSCAR AGUADO

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Lo mismo y lo contrario, de Benjamín Prado

LO MISMO Y LO CONTRARIO

Lo contrario de un hombre limpio es el agua sucia.
Lo contrario del mar es una mujer ciega.
El que derriba un puente, construye un precipicio.
Las cicatrices son golpes que no se olvidan.

Hay verdades sin límite y hay cosas que se acaban:
Los ríos son Machado.
Yo te amé a tumba abierta.
Los alacranes brillan a la luz de la Luna
y después son de nuevo venenosos y oscuros.

Es así, tan sencillo.

Luchar por las cenizas es renunciar al fuego.
Una palabra dicha es un pájaro que se vuela.
Tu muerte está debajo de mi piel,
lo mismo que un insecto en un vaso volcado.

¿Qué más puedo decirte?
Que yo te amé de Norte a Sur, a ciegas,
con uñas y con dientes,
sin secretos,
sin trampas.
Que no he querido oír una vez más tu voz, ni mirar nuestras fotos,
ni verte acariciando con tus dedos azules
a los perros que comen las sobras de tu vida.

Yo sólo quiero oscuridad y humo.
Yo ya no quiero ver
todo lo que los dos hemos perdido.

BENJAMÍN PRADO

lunes, 16 de noviembre de 2009

Esto es amor..., de Alfonsina Storni

ESTO ES AMOR...

Esto es amor, esto es amor, yo siento
en todo átomo vivo un pensamiento.

Yo soy una y soy mil, todas las vidas
pasan por mí, me muerden sus heridas.

Y no puedo ya más, en cada gota
de mi sangre hay un grito y una nota.

Y me doblo, me doblo bajo el peso
de un beso enorme, de un enorme beso.

ALFONSINA STORNI

sábado, 14 de noviembre de 2009

Elogio de la noche, de Víktor Gómez

ELOGIO DE LA NOCHE

Espera del furtivo,
-espada sombra sueño-
entre las ramas
picotea el fruto
un frío aire, impasible.

No rompe su tiempo,
porque la noche
lleva en su estuche
una lámpara, un pacto.

VÍKTOR GÓMEZ

jueves, 12 de noviembre de 2009

Castillos de arena, de Gioconda Belli

CASTILLOS DE ARENA

¿Por qué no me dijiste que estabas construyendo
ese castillo de arena?
Hubiera sido tan hermoso
poder entrar por su pequeña puerta,
recorrer sus salados corredores,
esperarte en los cuadros de conchas,
hablándote desde el balcón
con la boca llena de espuma blanca y transparente
como mis palabras,
esas palabras livianas que te digo,
que no tienen más que el peso
del aire entre mis dientes.
Es tan hermoso contemplar el mar.
Hubiera sido tan hermoso el mar
desde nuestro castillo de arena,
relamiendo el tiempo
con la ternura
honda y profunda del agua,
divagando sobre las historias que nos contaban
cuando, niños, éramos un solo poro
abierto a la naturaleza.
Ahora el agua se ha llevado tu castillo de arena
en la marea alta.
Se ha llevado las torres,
los fosos,
la puertecita por donde hubiéramos pasado
en la marea baja,
cuando la realidad está lejos
y hay castillos de arena
sobre la playa...

GIOCONDA BELLI

martes, 10 de noviembre de 2009

Bailábamos..., de José Naveiras

BAILÁBAMOS JOY DIVISION

Bailábamos Joy Division
en aquella pista
de aquel garito
que siempre olía
a humo y a rancio.

Sudábamos las notas
que aquella guitarra
nos arrojaba a través
de las cajas negras.

Olíamos los versos
que Ian Curtis
cantaba para nosotros
en aquel momento.

Arrojábamos las depresiones,
convulsionábamos nuestros cuerpos
y espantábamos así
los espíritus de los poetas malditos.

Nos bebimos
las luces estroboscópicas,
mareándonos con nuestras
propias imágenes.

Aún hoy, sí,
esa noche llena
mi cansada cabeza
y recuerda la frase
que sin parar repetíamos
entre salto y salto:
"tengo algo dentro".

Bailábamos Joy Divison.

JOSÉ NAVEIRAS

domingo, 8 de noviembre de 2009

Gracia plena, de Amado Nervo

GRACIA PLENA

Todo en ella encantaba, todo en ella atraía:
su mirada, su gesto, su sonrisa, su andar…
El ingenio de Francia de su boca fluía.
Era “llena de gracia”, como el Avemaría;
¡quien la vio, no la pudo ya jamás olvidar!

Ingenua como el agua, diáfana como el día,
rubia y nevada como Margarita sin par,
al influjo de su alma celeste amanecía…
Era llena de gracia, como el Avemaría;
¡quien la vio, no la pudo ya jamás olvidar!

Cierta dulce y amable dignidad la investía
de no sé qué prestigio lejano y singular.
Más que muchas princesas, princesa parecía:
era llena de gracia, como el Avemaría;
¡quien la vio, no la pudo ya jamás olvidar!

Yo gocé el privilegio de encontrarla en mi vía
dolorosa; por ella tuvo fin mi anhelar,
y cadencias arcanas halló mi poesía.
Era llena de gracia, como el Avemaría;
¡quien la vio, no la pudo ya jamás olvidar!

¡Cuánto, cuánto la quise! ¡Por diez años fue mía;
pero flores tan bellas nunca pueden durar!
¡Era llena de gracia, como el Avemaría,
y a la Fuente de gracia, de donde procedía,
se volvió… como gota que se vuelve a la mar!

AMADO NERVO

viernes, 6 de noviembre de 2009

Poema 15 de Neruda

POEMA 15

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

PABLO NERUDA

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Mecagoentuputamadre, de Gonzalo Escarpa

MECAGOENTUPUTAMADRE

llora un niño como si tuviera
lleno de estrellas un pulmón
los servicios de atención al cliente
no son servicios ni atención ni cliente
el corte inglés anuncia un nuevo cierre del balance económico anual
adivina adivinanza
¿gana o pierde?
¿pierde o gana?
la burbuja económica y la utopía del cemento armado
hasta los dientes
los de siempre se descojonan como siempre y donde siempre
qué guay qué guay qué guay
otra bonita montanbaik
que le toca al de al lado
en barcelona basurama repasa el número creciente de obreros muertos en las obras de la emetreinta
sicreequelohavistotodovengaamadridyverácosasincreíbles
la fiambrera obrera lanza pollas de globo (el glande rojo, un huevo morado, otro huevo amarillo)
desde un ático céntrico el día de la boda real
dionisio cañas llama ‘maricón’ a una flor
la poesía no es un arma cargada de futuro
la poesía no es una méquina dalicada
la poesía no es la prosa que se mueve
la poesía, ni muchísimo menos, eres tú
llamemos a las cosas por su nombre
la poesía es ritmo, rima (o no) y risa
la poesía, según juan larrea, es esto y esto y esto
la poesía, según antonio orihuela, es acción, resistencia, posibilidad de cambio, cambio de posibilidad, posición, lucidez, bocadillo de bruma, bala, voz
la poesía, según nicanor parra, es llamar a las cosas por su nombre
pues venga:
esperanza aguirre, me cago en tu puta madre
alberto ruiz gallardón, me cago en tu puta madre
josé luis rodríguez zapatero, me cago en tu puta madre
josé maría aznar, me cago en tu puta madre
si tengo que recurrir al insulto es porque no me queda otra
si tengo que recurrir a la poesía es porque no me queda otra
hay quien piensa que la poesía no puede caer en el insulto
me lo dicen constantemente
en las lecturas, en las esquinas, en los márgenes de los poemas
pero yo creo que el insulto es otro
y que cualquier palabra, si nos ponemos, puede ser malsonante
pero yo creo que hay que responder
yo creo que ninguna pregunta debería quedar sin su respuesta
creo que la creación es también, simplemente, una buena pregunta y una buena respuesta
lo insultante es quedarse parado
yo no tengo la culpa
yo no tengo la culpa
pero tampoco tengo la respuesta
yo no tengo la culpa de que tú, poeta de salón, endecasilabizado amigo de raquíticas revistas culturales, sigas pensando que la poesía se la debe coger con papel de fumar,
o bien podría decir,
para que me entendieras,
yo no tengo la culpa de que sigas pensando que la poesía briza sus fulgores y nada sabe de cacarear,
y te respondo porque todo tu cuerpo y sus acciones no son más que preguntas
mira, ya que me pongo
poeta de salón, me cago en tu puta madre
a este poema no se le pueden caer los anillos por una puta más aquí o allá
parreño aníbal pino ory botas merlo aguado costafreda camacho salgado moreno parody
qué sería del parnaso sin vuestro permiso
qué sería del mundo sin terceras partes
qué sería sin terceros mundos
sin responsabilidades a terceros
qué pasaría si nunca pasara nada
publicista de la comunidad de madrid
diseñador de escombroesútil
me cago en tu puta madre
las lilas siguen intentando que el feminismo sea un movimiento y no una parada de autobús
nodo50 se levanta contra todo lo que no signifique RED
y a mí me encantaría escribir sobre el mar, pero no es plan
me encantaría vivir en una casa con jardín, pero no es plan
urbanístico
me encantaría que hace algunos años no me hubiera perseguido un coche de la guardia civil con las luces apagadas y sobre todo que de ese coche no hubiera bajado nadie para registrarme y acusarme de cometer un delito contra la salud pública por llevar medio gramo de marihuana que vino a convertirse en cuatro gramos por obra y gracia de la burocracia para poder obligarme después a pagar 50005 pesetas de las de antes
pero eso fue exactamente lo que pasó
porque ése era exactamente su plan
así que no me vengas a decir
que la poesía no tiene lugar
que nadie sabe lo que es la poesía
que no quedan motivos ya para la poesía
que la poesía no sirve para nada
así que no me vengas a decir lo mismo
del compromiso, de la resistencia, de los abrazos, de la claridad
no vengas con tu máscara de jarcias arboladas, no vengas con tus albos jinetes del amor,
porque no queda tiempo y la tristeza
es justo la alegría
del enemigo
me acaban de cobrar 10 euros por un sándwich de pollo en un avión
la azafata lleva los ojos pintados del color del logotipo de la empresa para la que trabaja
a mí me siguen sorprendiendo estas cosas
a mí a me gustaría a veces ser un pollo
un animal cualquiera y sin lenguaje
un pollo
un pop-yo
un yo pero más pop
pop-ético
más pop-tencial
pop-líglota
pop-lémico
pop pop pop pop pop pop pop poesía popular poesía popular
antonio pop orihuela pop pop riechmann pop nicanor parra pop
anticapitalismo pop
antonio gómez pop tortilla de patatas pop
real madrid pop estados unidos de pop comunidad de pop junta de andalucía pop
stop: parad las máquinas
poéticas hay todas pero
no todos los poemas son un bar
un gol
un grito un pin un pon
hablar de hacer es NO
así que hagamos
los escritores viven para escribir
los poetas viven sólo
para vivir

GONZALO ESCARPA