jueves, 4 de febrero de 2010

Estos tiempos, de Ewa Lipska

ESTOS TIEMPOS

Voy por el patio. Y de repente
corre hacia mí un chaval de unos seis años
con las mejillas fresas.
En la mano sujeta una pistola de madera.
¡Pum! ¡Pum! Dispara en mi dirección.
Después esconde el arma en un bolsillo.
Dice "trabajo hecho" y se va.
Informo a la familia. A los amigos.
Llamo a la policía y denuncio mi muerte.
Pero todos se cruzan de brazos:
y dicen. "Estos tiempos son así".

EWA LIPSKA