jueves, 13 de enero de 2011

No era necesario..., de Juanele

NO ERA NECESARIO...

No era necesario mirar el cielo ni las ramas.
Aquí te vi, en la tierra pura, en la tierra desnuda.
Aquí te vi, espíritu primaveral, danzar o arder serenamente
como la alegría sin nombre,
transparencia imposible de una dicha flotante sobre el polvo.

Aquí te vi, niña fantasmal de velos diáfanos, en el mediodía
inexistente.
No era necesario mirar el cielo ni las ramas.

JUAN LAURENTINO ORTIZ