lunes, 7 de febrero de 2011

Un poema de Gaspara Stampa

Si aun siendo como soy abyecta y vil
mujer, puedo llevar tan alto fuego
¿por qué no lo hago arder, siquiera un poco,
y se lo muestro al mundo con estilo?
Si amor con nuevo, extraordinario ardor,
que no esquivé, tan alto me condujo,
¿por qué no puedo yo, con juego insólito
hermanar en mi alma pena y pluma?
Y si no puedo por naturaleza,
por milagro podré, que tantas veces
vence, traspasa y rompe toda regla.
Yo no acierto a expresar si esto es posible,
pero empiezo a sentir, para mi suerte,
el corazón de un nuevo estilo impreso.

GASPARA STAMPA