miércoles, 20 de julio de 2011

Boca, de Umberto Saba

BOCA

La boca
primera
que dio a mis labios el rosa de la aurora,
aún ahora
pago en bellos recuerdos su perfume.
Oh boca niña, boca amada,
que decías palabras osadas y que eras
tan dulce de besar.

UMBERTO SABA

martes, 19 de julio de 2011

Vislumbrar..., de Odile L'Autremonde

VISLUMBRAR LA LUZ DE LA PRÓXIMA ESTACIÓN DESDE LA NUESTRA

No todo muere,
dijo el poeta viejo.
No todo muere.
Después de la luz del mediodía
alguien enciende las farolas
al igual que se enciende el valor
cuando la vida pesa.
No todo muere, dijo,
no todo muere.
Y yo me pregunté qué importancia tiene
la materia de los faros,
mientras sigan siendo la bujía
que nos mantiene vivos.
Qué importancia tiene bordear un acantilado
si hay una cuerda que nos impide temer al precipicio.
No todo muere,
dijo una vez un poeta viejo
a los del vértigo al deterioro.
Escuchadme,
el tiempo no cabe
en un reloj de arena.

ODILE L'AUTREMONDE

lunes, 18 de julio de 2011

Quizás mañana, de Adriel Prieto

QUIZÁS MAÑANA

Abrázame hoy con fuerza
Quizás mañana ya no esté
Bésame con ternura, ahora
Quizás mañana ya no esté
Tócame, que se sienta
Quizás mañana ya no esté
Ámame, ríe, llora
Canta, tiembla, baila
Que tu boca explore todo mi ser
Que tus besos me vistan
Lléname de tu olor, de tu aroma
Enséñame tu fiereza y tu ternura
Porque lo más probable es que mañana no esté
Pero si por un segundo tu traviesa boca
Osa decir que me quieres
Lo más probable es que mañana me quede

ADRIEL PRIETO

viernes, 15 de julio de 2011

Ahora es un barrio..., de Jana De Luque

AHORA ES UN BARRIO...

Ahora es un barrio muy triste muy limpio, silencioso,
blanco muy blanco, casi residencial.

Ahora es un barrio vallado sin gatos callejeros, sin bicicletas
sin pedradas sin pegadizas palabrotas o patadas o arañazos.

Ahora es un barrio soleado sin las sombras de los sauces,
sin los petardos de año nuevo, sin madres en las ventanas ni "cinco
minutOs mÁs!!".

Ahora es un barrio a manos de perdidos y quemados.
Un barrio blanco, de un blanco abandonado.

El declive comenzó con el cambio de un 600 por un coche familiar.

JANA DE LUQUE

miércoles, 13 de julio de 2011

En la ventana, de Yolanda Saenz de Tejada

EN LA VENTANA

Un hombre en
una ventana
(bueno, mejor,
un chico en
el balcón).
Entonces:
un chico en
el balcón
con un albornoz
blanco.

Yo,
en la calle,
saliendo de una
zapatería
(donde me había
probado esos
zapatos de tacón que
nunca me compro).

Él se asoma
desde un
segundo piso
(el chico)
y yo, desde el
mundotierra,
miro hacia él.

Y lo veo
bailar
(con el albornoz
abrochado)
una canción de
Massive Attack.
Se mueve bien...

Me detengo,
freno el mundo
con mis labios y
lo miro.

Es un jueves de
Madrid y
yo pasaba
por aquí;
es hermosa la
mañana y
sus manos
(que planean al
bailar).
Hermosos,
también,
sus ojos
que me
descubren y
(os lo juro)
me asesinan
con
amor.

Si no
se hubiera
abierto el
albornoz,
hubiera pensado
que es un
ángel
(por eso de
que no tienen
sexo).

YOLANDA SAENZ DE TEJADA

martes, 12 de julio de 2011

Ayuda a los ancianos, de José Daniel Espejo

AYUDA A LOS ANCIANOS

Ser viejo. Bien, es posible
que yo nunca lo sea. Es posible
que ninguno podamos, pero imagino
mi casa y mi cuerpo de anciano,
un sillón donte aterrice un buen sol
y una cabeza calva donde tan sólo
algunos recuerdos fluyan en silencio
y me mantengan en pie. Quiero
ser ese viejo, y sé perfectamente
que no está de moda una cosa así, pero espero
oír mi voz cascada en la cocina vacía,
ese ritmo de vida en que los pasos
son fruto de un deseo particular.
Quiero veros a todos a la luz
bellísima que da el alejamiento.
Quiero ser viejo y que vosotros
no lo seáis.

JOSÉ DANIEL ESPEJO

viernes, 8 de julio de 2011

Yo vi en un sueño..., de Whitman

YO VI EN UN SUEÑO...

Yo vi en un sueño una ciudad invencible a los ataques de todo
el resto de la tierra,
soñé que era la ciudad nueva de los Amigos,
nada en ella era más grande que la calidad del amor robusto:
este superaba a todo lo demás,
se le veía a todas horas en los actos de los hombres de aquella
ciudad,
y en todas sus miradas y palabras.

WALT WHITMAN

jueves, 7 de julio de 2011

Al triste, de Borges

AL TRISTE

Ahí está lo que fue: la terca espada
del sajón y su métrica de hierro,
los mares y las islas del destierro
del hijo de Laertes, la dorada
luna del persa y los sin fin jardines
de la filosofía y de la historia,
el oro sepulcral de la memoria
y en la sombra el olor de los jazmines.
Y nada de eso importa. El resignado
ejercicio del verso no te salva
ni las aguas del sueño ni la estrella
que en la arrasada noche olvida el alba.
Una sola mujer es tu cuidado,
igual a las demás, pero que es ella.

J.L.BORGES

miércoles, 6 de julio de 2011

Refranes, de Octavio Paz

REFRANES

Una espiga es todo el trigo
Una pluma es un pájaro vivo y cantando
Un hombre de carne es un hombre de sueño
La verdad no se parte
El trueno proclama los hechos del relámpago
Una mujer soñada encarna siempre en una forma amada
El árbol dormido pronuncia verdes oráculos
El agua habla sin cesar y nunca se repite
En la balanza de unos párpados el sueño no pesa
En la balanza de una lengua que delira
Una lengua de mujer que dice sí a la vida
El ave del paraíso abre las alas
Como la marejada verde de marzo en el campo
Entre los años de sequía te abres paso
Nuestras miradas se cruzan se entrelazan
Tejen un transparente vestido de fuego
Una yedra dorada que te cubre
Alta y desnuda sonríes como la catedral el día del incendio
Con el mismo gesto de la lluvia en el trópico lo has arrasado todo
Los días harapientos caen a nuestros pies
No hay nada sino dos seres desnudos y abrazados
Un surtidor en el centro de la pieza
Manantiales que duermen con los ojos abiertos
Jardines de agua flores de agua piedras preciosas de agua
Verdes monarquías

La noche de jade gira lentamente sobre sí misma.

OCTAVIO PAZ

martes, 5 de julio de 2011

El protagonismo robado, de Julio Raúl Cordal Barrio de Mendoza

EL PROTAGONISMO ROBADO

Érase una vez un moro de Valdemoro,
tenía dientes de conejo,
con ellos araba el suelo,
tenía una tripa rechoncha,
con la que explotaba como una bomba,
tenía una nariz tan gorda como la de una foca,
cuando Pinocho le veía, le decía:
¡vaya fosas nasales más espectaculares!
Tenía unas patas de canguro con las que parecía un burro,
tenía una sonrisa tan fea como la de una bruja vieja,
tenía unas cejas circulares,
como las del profesor de mates,
tenía unos ojos saltones,
como los mocos de los ratones,
tenía una ropa tan extraña,
como la de los hipies de Finlandia.
Ahora vamos al grano que tienes en la mano.
Este hombre llamado José,
era peluquero en una tienda de deportes.
Un día sin saber el peligro que le acechaba,
vio una brisa tragando montañas,
la brisa era tan débil que devoraba las casas de la gente.
Entonces el bebé Pepito Monólogo tuvo una idea genial,
pero también era un plan fatal,
así que pidió a la brisa que se marchase con un viento grave,
la brisa obedeció y se marchó sin ton ni son.
Así fue como Pepito Monólogo robó el protagonismo de el moro de Valdemoro.
Como esta historia ha sido demasiado mala y alocada,
No pondremos FIN,
Sino:

.
¡  Por Fin p             n  i  f  r              Por Fin p
¡  P            o          p             o          P             o
¡  o  f i n   r           o              p          o  f i n   r
¡  r                          r    f  i   n            r    f
¡  f                                                     i       n

FIN!



JULIO RAÚL CORDAL BARRIO DE MENDOZA
(11 años de edad)

lunes, 4 de julio de 2011

Estoy desnudo..., de Gamoneda

2

Estoy desnudo ante el agua inmóvil. He dejado mi ropa en el silencio
de las últimas ramas.
Esto era el destino:
llegar al borde y tener miedo de la quietud del agua.

ANTONIO GAMONEDA