martes, 10 de enero de 2012

Un poema de Omar Khayyam

Nada me aflige ya
levántate para ofrecerme vino
tu boca, esta noche,
es la rosa
más bella
del mundo
escancia vino
que sea carmín
como tus mejillas
y haga leves
mis remordimientos
como ligeros
son
tus bucles.

OMAR KHAYYAM