jueves, 1 de marzo de 2012

Un poema de Pessoa

¡NO, NO DIGAS NADA!

¡No: no digas nada!
Suponer lo que dirá
tu boca velada
es oírlo ya.

Yo oí lo mejor
de lo que dirías.
Lo que eres no viene a la flor
de las frases y los días.

Es mejor de lo que tú.
No digas nada: lo sé!
Gracia del cuerpo desnudo
que invisible se ve.

FERNANDO PESSOA