miércoles, 9 de mayo de 2012

Un poema de Derek Walcott

EL AMOR DESPUÉS DEL AMOR

El tiempo vendrá
en que, con júbilo,
saldrás a recibirte a ti mismo
en tu propia puerta, en tu propio espejo,
y ambos sonreiréis ante la bienvenida del otro
y dirá, siéntate. Come.
Volverás a amar al extraño que fuiste tú mismo.
Sirve vino. Sirve pan. Deja que tu corazón
regrese a sí mismo, al extraño que te ha amado
toda tu vida, al cual has ignorado
por causa de otro y que te conoce de memoria.
Saca las cartas de amor de la estantería,
las fotos, las notas desesperadas,
despega tu propia imagen del espejo.
Siéntate. Celebra tu vida.

DEREK WALCOTT