martes, 6 de noviembre de 2012

Dos haikus zen

1
Zazén de la mañana.
En el silencio del dojo
un mirlo canta.

2
Zazén de la tarde.
Moscas vuelan
entre montañas vivientes.


Orlando Rodrigo Álvarez