martes, 27 de noviembre de 2012

Uno de Maram

Espero,
y ¿qué espero?
Un hombre repleto de flores
y palabras dulces.
Un hombre
que me mire y me vea.
Que me hable y me escuche.
Un hombre que llore
por mí.
Siento lástima por él
y le amo.

Maram al-Masri