jueves, 20 de diciembre de 2012

Allegro, de Tomas Tranströmer




Allegro

Después de día negro toco a Haydn
y siento un sencillo calor en las manos.

Las teclas obedecen. Golpean dulces martillos.
El acorde es verde, vivaz y sereno.

La música dice que la libertad existe
y que alguien no paga el impuesto al césar.

Meto las manos en mis bolsillos haydn
e imito a alguien que contempla el mundo con serenidad.

Izo bandera haydn - eso significa:
"No nos rendimos. Pero queremos paz."

La música es una casa de cristal en la ladera
donde vuelan las piedras, ruedan las piedras.

Y las piedras atraviesan la casa rodando
pero todos los cristales quedan intactos.

Tomas Tranströmer