martes, 30 de abril de 2013

Al amanecer, de Czeslaw Milosz

Cuánta persistencia, cómo necesitamos durabilidad.
El cielo antes de la salida del sol está empapado de luz.
Un color rosado tiñe edificios, puentes, y el Sena.
Estuve aquí cuando ella, con quien camino, no había nacido aún
Y las ciudades sobre una distante llanura estaban intactas
Antes de elevarse por el aire con el polvo de ladrillo sepulcral
Y la gente que vivía allí no lo sabía.
Para mí, sólo este momento al amanecer es real.
Las vidas pasadas son como mi propia vida anterior, inciertas.
Lanzo un hechizo a la ciudad pidiéndole que dure.

lunes, 29 de abril de 2013

Un poema de John F. Deane

Nacido del mar, tengo inclinaciones hacia el mar; soy 
una isla en esta tierra, arrastrado de aquí para allá, marea que va y viene

los sentidos desplazándose como lo hacen las arenas, el alma 

a la deriva. Prisionero del tiempo, y vos, mi amor,

sos la eternidad, la corriente en mis profundidades, 
mi prometida ribera. Y cuando me alejo de vos,

llevando mis palabras hacia lugares secos y sofisticados, 
una fuerza me arrastra hacia vos, dulce desesperación, esta tormenta submarina.

viernes, 26 de abril de 2013

En poema de Eduardo Scala

        Canto
en el cedro
del centro
del cerco
del centro
del cero
del centro.

En el centro
del cedro
del centro
del cerco
del centro
del cero
canto:

miércoles, 24 de abril de 2013

Un poema de Cortázar

Esta ternura y estas manos libres, ¿A quién darlas bajo el viento?

Tanto arroz para la zorra, y en medio del llamado
la ansiedad de esa puerta abierta para nadie.

Hicimos pan tan blanco
para bocas ya muertas que aceptaban
solamente una luna de colmillo, el té
frío de la vela al alba.
Tocamos instrumentos para la ciega cólera
de sombras y sombreros olvidados. Nos quedamos
con los presentes ordenados en una mesa inútil,
y fue preciso beber la sidra caliente
en la vergüenza de la medianoche.

Entonces, ¿nadie quiere esto, nadie?

Julio Cortázar

martes, 23 de abril de 2013

Dulce bailarina

La muchacha llega bailando ahí,

sobre el mullido terreno sembrado de hojas,
con pasto recién cortado del jardín.
Escapada de su amarga juventud,
escapada de su propia multitud,
o de su íntimo nubarrón.
¡Ah, bailarina, ah, dulce bailarina!

Si hombres extraños desde la casa llegan
para arrastrarla afuera, no digas
que ella es feliz porque está loca;
desvíalos con suavidad;
déjala terminar su danza,   
déjala terminar su danza.
¡Ah, bailarina, ah, dulce bailarina!

W.B. Yeats

lunes, 22 de abril de 2013

LA RUMBA

¡Zumba, mamá, la rumba y tambó! 
¡Mabimba, mabomba, mabomba y bomgó! 

¡Zumba, mamá, la rumba y tambó! 
¡Mabimba, mabomba, mabomba y bomgó! 

¡Cómo baila la rumba la negra Tomasa! 
¡Cómo baila la rumba José Encarnación! 

Ella mueve una pierna, ella mueve la otra, 
él se estira, se encoge, dispara la grupa, 
el vientre dispara, se agacha, camina, 
sobre el uno y el otro talón. 

¡Chaqui, chaqui, chaqui, charaqui! 
¡Chaqui, chaqui, chaqui, charaqui! 

Las ancas potentes de niña Tomasa
en torno de un eje invisible,
como un reguilete rotan con furor,
desafiando con rítmico, lúbrico disloque,
el salaz ataque de Ché Encarnación:
muñeco de cuerda que, rígido el cuerpo,
hacia atrás el busto, en arco hacia'lante
abdomen y piernas, brazos encogidos
a saltos iguales de la inquieta grupa
va en persecusión.

Cambia e'paso, Cheché; cambia e'paso, Cheché.
Cambia e'paso, Cheché; cambia e'paso, Cheché.

La negra Tomasa, con lascivo gesto, 
hurta la cadera, alza la cabeza,
y en alto los brazos, enlaza las manos,
en ellas reposa la ebónica nuca
y, procaz, ofrece sus senos rotundos,
que, oscilando, de diestra a siniestra,
encandilan a Chepe Chacón.

¡Chaqui, chaqui, chaqui, charaqui! 
¡Chaqui, chaqui, chaqui, charaqui!

Frenético el negro se lanza al asalto
y, el pañuelo de seda en sus manos,
se dispone a marcar a la negra Tomasa,
que lo reta, insolente, con un buen vacunao.
"¡Ahora!", lanzando con rabia el fuetazo,
aúlla el moreno. (Los ojos son ascuas, le falta la voz
y hay un diablo en el cuerpo de Ché Encarnación).
La negra Tomasa esquiva el castigo
y en tono de burla lanza un insultante
y estridente "¡No!"
y, valiente se vuelve y menea la grupa
ante el derrotado José Encarnación.

¡Zumba, mamá, la rumba y tambó! 
¡Mabimba, mabomba, mabomba y bomgó!

Repican los palos,
suena la maraca,
zumba la botija
se rompe el bongó.

Y las cabezas son dos cocos secos 
en que alguno con yeso escribera, 
arriba, una diéresis, abajo un guión. 
Y los dos cuerpos de los dos negros 
son dos espejos de sudor. 

Repican las claves, 
suena la botija, 
se rompe el bongó.

¡Chaqui, chaqui, chaqui, chariqui! 
¡Chaqui, chaqui, chaqui, chariqui! 

Llega el paroxismo, tiemblan los danzantes 
y el bembé le baja a Chepe Cachón; 
y el bongó se rompe al volverse loco, 
a niña Tomasa le baja el changó.

¡Piqui-tiqui-pan, piqui-tiqui-pan! 
¡Piqui-tiqui-pan, piqui-tiqui-pan! 

Al suelo se viene la niña Tomasa, 
al suelo se viene José Encarnación; 
y allí se revuelcan con mil contorsiones, 
se les sube el santo, se rompió el bongó. 
¡Se acabó la rumba, con-con-co-mabó! 
¡Pa-ca, pa-ca, pa-ca, pa-ca, pa-ca! 
¡Pam! ¡Pam! ¡Pam!

JOSÉ ZACARÍAS TALLET


viernes, 12 de abril de 2013

Abril y Silencio, de Tomas Tranströmer

La primavera yace desierta.
La zanja, oscura como terciopelo
se arrastra junto a mí
sin reflejos. 

Tan solo irradian
las flores amarillas. 
Soy llevado en mi sombra
como un violín
en su caja negra. 

Lo único que quiero decir
reluce fuera del alcance
como la plata
en la casa de empeños.

jueves, 11 de abril de 2013

Un texto de Su Wen Nei King

En primavera el Universo está de parto y la creación en pleno resplandor. Uno se acuesta tarde, se levanta pronto, sale de su hogar, se desata el pelo, se pone cómodo, disfruta de la vida. Es la época en que la vida seda, uno se ofrece. El Tao en este tiempo se ocupa del nacimiento.


martes, 9 de abril de 2013

Un poema de Silvia Rodriguez Bravo

Requiero un nuevo cuerpo-memoria
y dejar este laúd de voces girando 
esta costumbre de perder 
miradas soledades caricias olvido
y el rastro de mis pasos

Un cuerpo-memoria que no se incendie 
a medio-día 
a media-noche
en media-hora
y volar hacia horizontes
donde habite otra caricia / otra humedad / otra lluvia /otra soledad
donde habite otro silencio / otro miedo / otro viento / otro cansancio
donde habite otro aroma de palabras de letras de versos
donde exista la misma poesía de siempre.


lunes, 8 de abril de 2013

Un poema de Shane Koyczan

Me han dicho
que la gente en el ejército
hace más cosas a las 7:00 am
de las que yo hago
en todo un día
pero si me despierto
a las 6:59 am
y me giro hacia ti
para trazar el contorno de tus labios
con los míos
habré hecho bastante
sin haber matado a nadie
en el proceso.


martes, 2 de abril de 2013

Tanka

La ajena copa,
La espada que fue espada
En otra mano,
La luna de la calle,
¿Dime, acaso no bastan?

J. L. Borges

lunes, 1 de abril de 2013

ALCANZA TU SUEÑO

Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal.
Pero sé paciente, no pretendiendo
que todo te llegue de inmediato.
Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo,
vendrá a tus manos en el momento oportuno.
Aprende a esperar el momento exacto
para recibir los beneficios que reclamas.

Espera con paciencia a que maduren los frutos
para poder apreciar debidamente su dulzura.
No seas esclavo del pasado
y los recuerdos tristes.

No revuelvas una herida que está cicatrizada.
No rememores dolores y sufrimientos antiguos.
¡Lo que pasó, pasó!
De ahora en adelante procura construir
una vida nueva, dirigida hacia lo alto
y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás.

Haz como el sol que nace cada día,
sin acordarse de la noche que pasó.
Sólo contempla la meta
y no veas que tan difícil es alcanzarla.
No te detengas en lo malo que has hecho;
camina en lo bueno que puedes hacer.

No te culpes por lo que hiciste,
más bien decídete a cambiar.
No trates que otros cambien;
sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú.
Deja que el amor te toque
y no te defiendas de él.

Vive cada día, aprovecha el pasado para bien
y deja que el futuro llegue a su tiempo.
No sufras por lo que viene, recuerda que
"cada día tiene su propio afán".

Busca a alguien con quien compartir tus luchas
hacia la libertad; una persona que te entienda,
te apoye y te acompañe en ella.
Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona,
despréndete de ella y ámala,
sin pedirle nada a cambio.

Aprende a mirarte con amor y respeto,
piensa en ti como en algo precioso.
Desparrama en todas partes
la alegría que hay dentro de ti.

Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar
la tristeza de todos los que te rodean.
La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido,
iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía
a todos los que se acercan a nosotros.

Si en tu interior hay luz y dejas abiertas
las ventanas de tu alma, por medio de la alegría,
todos los que pasan por la calle en tinieblas,
serán iluminados por tu luz.

Trabajo es sinónimo de nobleza.
No desprecies el trabajo
que te toca realizar en la vida.
El trabajo ennoblece a aquellos
que lo realizan con entusiasmo y amor.
No existen trabajos humildes.
Sólo se distinguen por ser bien o mal realizados.
Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño
y así te valorarás a ti mismo.

Dios nos ha creado para realizar un sueño.
Vivamos por él, intentemos alcanzarlo.
Pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos,
quizás entonces necesitemos hacer
un alto en el camino y experimentar
un cambio radical en nuestras vidas.
Así, con otro aspecto, con otras posibilidades
y con la gracia de Dios, lo haremos.

No te des por vencido, piensa que si Dios
te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella.
El éxito en la vida no se mide
por lo que has logrado,
sino por los obstáculos que has tenido
que enfrentar en el camino.

Tú y sólo tú escoges la manera
en que vas a afectar el corazón de otros
y esas decisiones son de lo que se trata la vida.
"Que este día sea el mejor de tu vida"

Siempre es hoy, el eterno presente

MAHATMA GANDHI