viernes, 2 de agosto de 2013

Haikus de Orlando Rodrigo Álvarez

En la quietud de zazén
un mirlo canta.
cosquillas en el silencio.

***

Como la piel del tambor
el Gran Vacío tiembla
con el canto del alma.