martes, 19 de noviembre de 2013

Y Aplaudan, de Hafiz

Y Aplaudan

Un día un joven vino hasta mí y dijo,

"Querido Maestro,
Hoy me siento fuerte y valiente,
Y me gustaría conocer la verdad
Acerca de todos mis – apegos".

Y yo le contesté,

"¿Apegos?
¡Apegos!

Mi Amor,
¿Realmente quieres que te hable
Acerca de todos tus Apegos,

Cuando puedo ver tan claramente
Que has construido, con mucho
cuidado,
Un burdel de tal grandeza
Para hospedar a todos tus placeres?

Incluso has rodeado el maldito lugar
Con guardias armados y perros
rabiosos
Para proteger tus deseos

De tal forma que, de vez en cuando,
Puedas escabullirte
E intentar llenar de luz
Tu ser lleno de parches
De una fuente tan fructífera
Como el hueso seco de un dátil
Que incluso un pájaro
Escupe.

¡Tus Apegos! Querido mío,
No hablemos de ellos,

Puesto que Hafiz entiende los
sufrimientos
De tu corazón.

Hafiz conoce
Los tormentos y agonías
Que cada mente debe afrontar
en el camino hacia la Aniquilación
bajo el Sol

Así que en las noches, suelo detenerme
en mis oraciones
Y pido a miles de ángeles que se me
unan
Y Aplaudan,

Y Aplaudan
Lo que sea,
Cualquier cosa en este mundo,
¡Que pueda dar consuelo a tu corazón!"

Hafiz