jueves, 13 de febrero de 2014

Beso, de So Jong-Ju

Mujercilla, mujercita; mujercilla, mujercita,
que repetidamente escapas por los campos de soja
dejando atropelladamente la empalizada
para solo decirle "ven" "ven" "ven" "ven".

De amor, un ramo de granado de amor en cada rama.
El viento del oeste y las estrellas, todo sonríe.
Una manada de cervatillos monteses, uno por colina.
Rano con rana, renacuajo con renacuaja.

El agua corre río abajo hacia el cielo del oeste...

¡Oh! Un prolongado beso a la tierra hace temblar.
Al masticar suavemente hojas de artemisa brillan los dientes.

La sonrisa brutal es dulce, dulce,
dulce como el llanto.