martes, 20 de mayo de 2014

Un poema de Bernardo Bersabé

Parecía tu voz
más desnuda aún.

Porque la noche es como el vacío,
un disparo dormido en la garganta,
un lugar llamado viento,
memoria,
espalda
o esquina.

Un lugar
donde cualquier jaula
-si te recuerdo-
se convierte en pájaro.

Bernardo Bersabé