miércoles, 12 de noviembre de 2014

Chica que amanece


Crece adentro la luz.

Tus manos invisibles
la van cortando
letra a letra en el papel,
que se dobla
como un cometa al viento.

Y en el salón, las sombras
se apagan
acurrucadas en los rincones.

Se abren de par en par
los portones del alba.

Tu rostro,
hecho de sol,
ríe en el aire.

E.
(de Las enseñanzas de Manolo)

Dibujo: Mayra Pérez Díaz