martes, 2 de diciembre de 2014

Canto XXVI


   El mundo que camina en mi interior 
   es un mundo fuera de todo alcance.
                                       Paul Auster 

por eso no estás quieto nunca
a expensas de la inmovilidad de tus pasos

en la otra calle
una mujer bosteza tus sueños
hechos de tiempo futuro
de tiempo que pasa

morir sobre los pasos de la aurora
no más aquí
donde los sueños no son

la furia del corazón no encuentra salida
en estos caminos trillados
pero cuando te quedas quieto
algo se mueve por dentro

algo que espera
no entiende la Espera

en el cielo gris vuela un pájaro oscuro
que atraviesa
esa franja de luz rosa

esa franja inmóvil
inalcanzable

E.
(de Canto al Infinito)