viernes, 20 de febrero de 2015

Sobre el significado de la palabra defenestración

Para mirar con cordura
habría que dejar caer la cabeza por la ventana.

Del otro lado la luna ilumina a un rinoceronte
que embiste a un gato negro.

La noche rebuzna luciérnagas.

Yo te miro a los ojos con el corazón del vientre
que suena como un tambor.

¡Nunca he sabido cómo decirte que te quiero!

La oportunidad es el humo de un coche azul,
espanta los alcaravanes que embisten los cristales de la ventana.

Tendría que respirar todo esto
con unos ojos que no tengo.

Mi cabeza rueda por la avenida que da al mar,
bajo las estrellas y las amebas espirales.

El rinoceronte alcanza al gato
y le lame una oreja.

E.