martes, 21 de abril de 2015

Lavados de lengua


No se trata de intentar ser libre
se es.

Giusseppe Domínguez

Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los políticos.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los sacerdotes.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los periodistas.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los ideólogos.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los publicistas.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los filósofos.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los economistas.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los psicólogos.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los escritores.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los poetas.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los terapeutas.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los coacher.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los demagogos.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los de las redes sociales.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los gurús.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los salvadores.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua a los que quieren ayudar
y no ayudan.
Y si les hiciéramos un lavado de lengua
a los que hablan de un mundo mejor
que no viven ellos mismos.

Y si nos hiciéramos un lavado de oídos.
Y si nos sentáramos a escuchar
nuestro propio silencio.

E.
(de Poemas comunes)