viernes, 31 de julio de 2015

Soy palabra

texto
                             en minúsculas
   sin puntuación


en volandas
                     andan
                                  andanadas
                                                     de versos
                    sobre la hoja

dibujando el vacío


                    salto

me corrijo a mí mismo

                        y parto una palabra por
                                 la mitad

para que quede un grito
¡                                   !

…rito
            torito
                         torrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr


sin puntuación el texto

palabra
                           tras
             palabra
                                                       soy

E.
(de Poemas comunes)

jueves, 30 de julio de 2015

Canto XXXV


¿estás escuchando?
¿estás escuchando?

¡escucha la Vida!

es como la motocicleta
que rompe la noche allá afuera
pasa y la llena de ruido
deja el doble de silencio

el gato golpea la puerta en la terraza
no quiere tu cariño
imbécil
solo quiere comer

escucha ese niño
que está llorando en la habitación de al lado
no puede dormir
y el vecino tampoco
le grita a su mujer
luego se ríen
el calor trastorna a la gente

es la Vida
ruge por todos lados

la noche está cantando de calor
escúchala aunque no puedas entenderla

el rosal de la terraza
ha echado
una verde ramita con espinas

miércoles, 29 de julio de 2015

Sobre un acantilado


Roca que cae

Roca que duerme,
sueña y
cae.

Piensa entre vientos:

tuve al mar un instante
en la infinita cuenca
de mis manos.

E.
(de Poemas comunes)

viernes, 24 de julio de 2015

Belleza


mira
cómo cae la tarde
en las bocas de los pájaros

solos
este silencio y yo

y un hombre con sombrero y gafas
y un perro
y un olmo en flor

jueves, 23 de julio de 2015

Canto CXXIII


y Caperucita… y el lobo…

mmmm téte abíii
se sube en la cama volando
papáaa mmmm abíii óbo
me cabalga la voz encendida
mmmm téte papáaa
de un pájaro que no puedo ver
óbo mmmm pipiruchita
anoche soñé
que estaba perdido en el bosque
mmmm óbo óbo papáaa
pero abrí los ojos
y vi los ojos de mi hijo
pipiruchita pipiruchita
aún no alcanzo a ver la rama
donde se posa ese pájaro
papáaa téte mmmm óbo
mi hijo tiene paciencia conmigo
no parará de cantar
mmmmmm...

¡ chí !

E.
(de Canto al Infinito)

miércoles, 22 de julio de 2015

Sobre la poesía

El mínimo común múltiplo
de la poesía
no es la palabra,
ni el significado de la palabra,
ni la música que la redondea.

Pienso que tal vez sea el silencio…

Pero el silencio no divide
ni es dividido
por nada.

E.
(de Poemas comunes)

viernes, 10 de julio de 2015

Audiovisual


En el principio estaba el telón de fondo, de un negro opaco y vacío. Y las sombras eran tan densas que se las podía cortar con la claqueta. Y no había sonido alguno ni ninguna imagen.

Entonces el Productor dijo: hágase la luz y encendió un foco plateado. Y el Productor vio que la luz era buena (era de una Lumix). Y con la bombilla separó la luz de las tinieblas. A la luz la llamó día y a las tinieblas noche. Y fueron el día y la noche de la primera secuencia.

Entonces el Productor creó a los actores, a los camarógrafos, a los utileros, a los asesores de vestuario, a los especialistas, y a toda la panda y les dijo: “Id y reproducíos, y llenadlo todo de imágenes. Y enseñoreaos de las cámaras, y de las luces, y de los decorados, y de los efectos especiales y poblad la escena”. Y fue el día y la noche del día segundo, lleno de ajetreo. Y el Productor vio que era bueno.

Pero no había historia que contar. Entonces el Productor creó a los guionistas y les dijo: “Escribid una historia que haga reír y llorar; y llenad vuestros cuadernos con personajes, y diálogos, y escenas, y secuencias, y planos, y transiciones, y variaciones y todo tipo de ideas sugerentes”. Y fue el día y la noche del día tercero. Y el Productor leyó el trabajo de los guionistas y vio que era bueno.

Entonces el Productor creó al Director, a imagen de sí mismo lo creó. Y lo puso como cabeza de todos y le dijo: “Tú dominarás sobre ellos y a ti encargo mi obra”. Y el Director nombró todas las cosas, y eligió los actores principales y los secundarios, los escenarios exteriores e interiores, los decorados y el vestuario. Y se puso a dar órdenes a los utileros, a los actores y a los camarógrafos.

Pero vio el Productor que el Director estaba solo en su inmensa tarea y se dijo: no es bueno que el Director esté solo, crearé una ayuda idónea para él. Y cuando el Director estaba echando una cabezadita, le extrajo una costilla y creó de ella a la Script. Y fue el día y la noche del día cuarto.

Vio el Productor que todo lo que había creado estaba rodeado de silencio. Entonces creó a los músicos, a los especialistas de sonido, a los tamborileros, a las corales y les dijo: “Llenad las imágenes con vuestro aspaviento; y producid todo tipo de alegrías, efectos de sonido, canciones y música de fondo para que las imágenes no anden solas”. Y fue el día y la noche del día quinto.

El sexto día descubrió el Productor que las imágenes que había creado y los sonidos que las acompañaban, eran muy buenos, pero estaban dispersos entre sí. Entonces creo a los editores y especialistas de animación por ordenador y les dijo: “Juntad las imágenes en secuencias y enlazadlas con los sonidos; y poblad con vuestra obra todas estas cintas, disquetes, CDs, DVDs y Blu Rays”. Y vio el Productor que todo lo que había creado era bueno en gran manera. Y entonces creó los cines, las distribuidoras, las pantallas de proyección al aire libre y los días de entrada gratis. Y quedó en gran manera satisfecho de toda su labor. Y fue el día y la noche del día sexto.

Y el séptimo día el Productor santificó su obra y se dijo: “En seis días he creado todo esto, el séptimo descansaré de toda mi labor”.

Entonces se cogió un cucurucho de palomitas y se fue al estreno de su película.

E.


miércoles, 8 de julio de 2015

Pequeño gran hombre


Mi hijo con piel de serpiente recién mudada,
recién tostada al sol de primavera.
Mi hijo con piel de limón y de seda,
con viento en la piel y las axilas.
Mi hijo con ojos de tirabuzón
y mirada de gorrión y vuelo en la mirada.
Mi hijo con un infinito en cada ojo
perdiéndose en su propio espejo y llorando
por no poder quebrar la vara en el agua.
Mi hijo con sonrisa de luz
clavada en el ala
de una gaviota.
Mi hijo con sus dientes plumas cantando,
volando por la arena plata del fuego.
Mi hijo con corazón de melocotón,
con abrazo de agua dulce,
con sabor y besos de agua dulce.

E.
(de El mago de chicle)

martes, 7 de julio de 2015

Fractal


(Nota: El texto ilegible es “que refleja otro espejo donde otra luz de una vela ilumina mi cara en otro espejo”)

E.

miércoles, 1 de julio de 2015

Límites


al borde de tu ombligo,
al borde de la mar de tu pelo,
al borde de la risa que entra en tu pecho,
al borde de la brisa que sale de tu cuerpo,
al borde de tu aliento,
al borde de tu sexo,
al borde de tus manos,
al borde de un lento aeroplano,
al borde de una montaña,
al borde de una maraña de
suspiros,
al borde del naufragio,
al borde del olvido,
al borde…

E.