viernes, 11 de septiembre de 2015

Poesía escatológica

estaba pujando
y la caca
no acababa de salir

un sapo de plástico me miraba
con la boca abierta
y un Buda pequeñín me soñaba
detrás de una velita

la Poesía me decía en los ojos del Buda
-siempre te ha costado soltar la mierda-
y sonreía

y yo pujaba y pujaba
y el culo me dolía
infinitamente

y no podía dejar de pensar
si el puto Buda sonriente
se estaba burlando de mí

E.