lunes, 5 de octubre de 2015

Acacia de Constantinopla


Algunos árboles
florecen en otoño
-le digo a mis manos que abrazan
este café calentito.

Afuera el cielo de papel de estraza
enciende olores en mi corazón.

Y más allá del humo de la taza,
y de los crisantemos amarillos,
y de las rojas chimeneas espirales.

E.