domingo, 18 de octubre de 2015

Acerolo


Solo frente a las hojas.
No hay dolor.
No hay pensamientos.

E.