domingo, 8 de noviembre de 2015

Arce de Montpellier



A mis pies la hoja seca viene y va
con el viento;
hace tiempo que la miro,
hecho un hilo, de fino, el pensamiento...

Es una sola hoja pequeñita,
la misma que antes vino
junto a mi pie y se fue y volvió temblando...

¿Me enseñará un camino?...

Dulce María Loynaz

Escuchar
como si no existieran
las palabras.

Escuchar
como si no existiera
el silencio.

E.