viernes, 20 de noviembre de 2015

Azahares


Pero qué resaca tienes
Catalina, de la noche.
Resaca de ser poeta,
de letras y de alerones,
de soles que brillan lejos,
de palabras como soles.
La noche llueve hacia ti,
Catalina, en alas dobles.

Federico García Lorca