jueves, 24 de diciembre de 2015

Ruidos de un sueño ausente


No sabíamos lo que era yo y lo que eras tú
Karin Boye

El ruido de tu lengua en mi boca
taladra las raíces que me atan a tus muñecas.
Son sonidos de cangrejos tejedores de huesos
los sonidos del insomnio,
van y vienen por donde el agua viene y se va.
Y proyectan tus manos sobre mis caderas
con la precisión de un suspiro.

Susana Recover