martes, 1 de diciembre de 2015

Caballos salvajes


Por las marismas de los bosques antiguos,
de una bocanada de viento,
surgen los caballos de viento,
de hojas de fuego azul entre las ramas altas.

Los caballos de viento cortan el aliento del viento.
Y una nube de madreselvas
envuelve la visión que el viento no cesa de crear.

Y los caballos marchan, todos juntos,
por el limo de rocas ambarinas,
que de pronto son árboles enmohecidos y altísimos…

Erizados,
encrespados de humo azul
sobre arena de luciérnagas.

Dylan Thomas