viernes, 27 de noviembre de 2015

Prohibido el paso


Encontré mi corazón deshabitado
durmiendo en una calle del centro
dentro de una caja de cartón.

Había un cartel en la puerta que decía:

¡No pasar,
aquí no se le ha perdido nada
a nadie!

Teresa de Calcuta