lunes, 25 de enero de 2016

Posdata

Al despedirnos,
Giusseppe nos dio un diploma.

Lo copio aquí,
dentro de este último poema,
como otro aporte
a la poesía contemporánea:

DIPLOMA DE ASISTENCIA Y APROVECHAMIENTO 

A quien pueda interesar, Giusseppe Domínguez (en adelante llamado PERFORMER), en calidad de ser humano parcialmente inhumano, artista y público,


certifica 

que la persona en posesión del presente certificado (en adelante llamado PÚBLICO) es a la vez un ser humano parcialmente inhumano que ha ejercido la labor de artista y público, el día 19 de diciembre de 2014, mediante la asistencia a la


acción de esperar 
realizada conjuntamente 
por 
el PERFORMER y el PÚBLICO

entre los acontecimientos de

(1) Llegada de El PÚBLICO a la sala de espera del Patio de Martín de los Heros
y
(2) Entrada de El PÚBLICO a la sala del fondo del Patio de Martín de los Heros al encuentro con El PERFORMER.

El PERFORMER garantiza que tanto El PERFORMER como El PÚBLICO han tenido un completo aprovechamiento del tiempo que han vivido esperando conjuntamente mientras realizaban las distintas tareas que su condición respectiva (como PERFORMER o PÚBLICO) les permitía realizar.



El PERFORMER, esperezado y desperezado, espera no haber desesperado a El PÚBLICO, no espectador, convirtiendo el irónico espectáculo en una suerte de espejo libre de expectativas en el que el espectro (visible) reflejase un espasmo espacial, sin feldespato ni espetos, donde la especulación haya sido dejada a la espalda o espátula para conseguir una expansión exploratoria de lenguajes que, como el esperanto, permitan pro-sperar gracias al consenso y el mantenimiento (naïf) de la esperanza como recurso último que se pierda antes de pasar a ser un espectro (muerto, ¿que ya no espera o que nos espera?).



En Madrid, a fecha de 19 de diciembre de 2014, en El Patio de Martín de los Heros, situado en C/Martín de los Heros,



El PERFORMER

¡El puto Maestro de la Espera!

¡Qué cabrón!

E.