domingo, 13 de marzo de 2016

Los inmigrantes


Vienen desnudos.
Vienen con su propio dolor a cuestas.

Todos somos inmigrantes.
Todos hemos emigrado alguna vez.

Nuestros ancestros,
hace millones de años,
emigraron.

Las palabras que usamos no son nuestras.
Las ideas que defendemos no son nuestras.
La tierra que pisamos no es nuestra.
Ni siquiera nosotros somos nuestros.

Ya lo he dicho: todos somos inmigrantes.
La muerte viene siempre pisando los talones.

El que esté libre de si mismo
que lance la primera piedra.

E.
(Foto: Chema Madoz)