jueves, 3 de marzo de 2016

Por qué escribo


No lo sé,
créeme,
nunca lo he sabido.

Y este
no saber
siempre ha sido
la fuente

de donde brota
la sorpresa que veo
en ti,
en mi,
en todo.

Y es de allí
de donde brotan
mis poemas.

E.
(Foto: Chema Madoz)