viernes, 10 de junio de 2016

Lleno de vida..., de Walt Whitman


Lleno de vida, hoy, compacto, visible.
Yo, de cuarenta años de edad del año ochenta y tres de los Estados.
A ti, dentro de un siglo o de muchos siglos.
A ti, que no has nacido, te busco.
Estás leyéndome. Ahora el invisible soy yo.
Ahora eres tú compacto, visible, el que intuye los versos y el que me busca.
Pensando lo feliz que serias si yo pudiera ser tu compañero.
Sé feliz como si yo estuviera contigo (no tengas demasiada seguridad
de que no estoy contigo).