sábado, 23 de julio de 2016

Poema madrugador


Comienzan a cargar las cajas
de la frutería.

El poema también está allí
acurrucado entre manzanas y kiwis,
saltando en la carretilla
del porteador.

Él también escucha
la algarabía de los pájaros
y el silencio de los olmos.

Se asusta cuando pasa un autobús.
Lee las noticias del 20minutos
junto al abuelo que viene del Metro.

Él también amanece
y sale a caminar por el paseo.

Y se sorprende
cuando ve a un chico
sentado en un banco
escribiendo sobre él.

E.

viernes, 22 de julio de 2016

Poema insomne


¡Cómo se puede dormir con tanta calor!
-dice el poema en medio de la noche anaranjada.

Y como no puede dormir,
se pone a cantar.

Y canta las canciones que escuchaba,
     de pequeño,
                         en el vientre de su madre,
entre las frescas aguas primigenias
de aquella noche sin fin.

Y como no recuerda el rostro de su madre
(es un poema muy viejo),
pregunta al lector
con su canción de cuna

si ha visto pasar alguna vez por la ventana
detrás de los álamos semidormidos
el rostro de la madre de un poema.

E.

jueves, 21 de julio de 2016

Libre de impuestos


Estos poemas
no pagan impuestos
                          al lector
ni al escribano.

Mucho menos a un Gobierno insano
que ni siquiera existe
                                  porque las palabras
y sus altoparlantes
no acaban de ponerse de acuerdo.

E.

miércoles, 20 de julio de 2016

Poema flotante


Estaba sentado al borde de la corriente
y vi como el poema surgía de las aguas

como una noche reflejada

con mil florecillas estrelladas
entre las manos.

E.

martes, 19 de julio de 2016

Poema saltarín


Un viejo estanque
salta una rana
plof

Basho (trad. Francisco F. Villalba)

A veces la vida te da golpes,
uno detrás de otro.
Y toda la esperanza que habías acumulado en tu corazón
se rompe de repente.

Te quedas entonces como una ranita
colgada al borde de un hueco
(por el hueco se han ido las ilusiones,
lo que esperabas de la vida,
lo que esperabas de los demás
y hasta lo que esperabas de ti mismo).

Cuando todo se ha ido
uno puede ver claramente.

Mira,
los golpes siempre son
contra la forma de pensar y de sentir
de uno mismo.
Y es eso lo que se rompe en realidad.

La ranita sigue allí agarrada.

Tiene patas fuertes,
un corazón lleno de vida...

y siempre,
siempre está lista para saltar,
aunque sea al vacío.

E.

lunes, 18 de julio de 2016

Libre de retórica


reto
retobada
retobado
retobar
retobo
retocador
retocadora
retocar
retoñar
retoñecer
retoño
retoque
retor
retora
retorcedura
retorcer
retorcida
retorcido
retorcijar
retorcijo
retorcijón
retorcimiento
retornamiento
retornante
retornar
retornelo
retorno
retoro
retorromana
retorromano
retorsión
retorsiva
retorsivo
retorta
retortero
retortijar
retortijón
retostada
retostado
retostar
retozador
retozadora
retozadura
retozante
retozar
retozo
retozón
retozona

E.

viernes, 15 de julio de 2016

Metro-haikus


(poema colectivo)

1
Una pedorreta al aire.
Limpia,
sin sentido.

2
Una pedorreta a sí misma.
Sucia,
consentida.

3
Papada sin cuello,
botella sin barco,
tatuaje sin gusto.

4
Un pequeño dolor.
Una mano amiga sobre la espalda.
¡Todo el amor en una mano!

5
El chino y la china
caminan juntos
sin rozarse.

6
El negro y la rubia
se buscan con lascivia
sin hallarse.

7
-¿A qué sabe lo que no se ha probado?
-¿A qué huele lo que no se ha visto?
-¡A poesía!

E.

jueves, 14 de julio de 2016

Soy más alto que el ayuntamiento


Mentira,
el ayuntamiento de Villaverde es más alto que yo.
Y afuera se sientan los gitanos a jugar con sus hijos.
Y está rodeado de árboles que florecen en primavera.
Y es un edificio de dos plantas,
incluso bonito
y si,
es más alto que yo…

Pero yo soy poeta.

E.

miércoles, 13 de julio de 2016

martes, 12 de julio de 2016

Así sin más


Puede que no escriba nada esta tarde
y me quede así nada más,

mirando la gasa blanca y rosa
de la nube
contra el cielo azul

y el vuelo sin fin
de los vencejos estivales.

E.

lunes, 11 de julio de 2016

Libre de filosofías

 

¿Qué le falta a este instante?

Si lo miras bien,
es lo que es
porque tú eres lo que eres.

Todo lo que la vida ha hecho contigo
y lo que tú has hecho en la vida,
te ha llevado hasta aquí:
tus pensamientos,
tus sentimientos,
tus relaciones,
tus reacciones.

Todas las cosas han cooperado
para hacer de este instante
lo que es ahora mismo
y no podría ser de otra manera.
Así que
nada le falta,
ni nada le sobra.

Entonces,
¿qué le falta
o qué le sobra
a este
poema?

E.

sábado, 9 de julio de 2016

Poema arácnido


Una araña pequeñita
ha bajado por un hilo invisible
frente a mis ojos.

Y luego ha saltado sobre la hoja
y se ha puesto a corretear
de aquí para allá como una loca.

¿Estará escribiendo
un poema de amor?

E.

viernes, 8 de julio de 2016

Libre del poema


El poeta y su hijo,
descansaban plácidamente.

Eran la imagen del amor.
Eran el amor mismo.

No hacía falta poema alguno.

Ellos simplemente respiraban,
pecho contra pecho,
bajo una
               delicada luz.

E.

(Foto: Beatriz Fisac)

jueves, 7 de julio de 2016

Poema libre



El poema dejó atrás a las palabras
y respiró el aire nuevo del amanecer,
libre de forma
                       y de contenido.

E.

miércoles, 6 de julio de 2016

Poema conceptual


Estos son poemas libres.

Hablan de cualquier cosa
o de nada.

De cómo me levanto por las mañanas
a preparar un café aguado.
De los ojos relucientes de mi hijo.
De una mujer desnuda
que pasa frente a mi
cuando escribo en la terraza.
De los abejorros que vuelan
entre las hojas de la glicinia.
De los gatos que se persiguen
y tiran las macetas con flores.

Al fin y al cabo
la poesía no es más que esto:
la forma en que vivimos.

Una forma vacía que brilla en la ventana.
Y en el fondo
no habla de nada.
Y, por eso mismo, habla de todo.

¿Por qué insistes tanto
y me preguntas
de qué van estos poemas?

E.

martes, 5 de julio de 2016

Poema vivo


El gato se acerca hasta mí
como un poema.

Me mira mientras camina y olisquea el aire.

Va pisando todo
delicadamente,
mirando todo delicadamente,
olisqueando todo
                         delicadamente.

No quiere nada de mi
ni de ti.

Viene sólo un instante
hasta la hoja garabateada
y luego se marcha a otra parte.

Justo como este poema.

E.

lunes, 4 de julio de 2016

Reunión de trabajo


El poema se reunió con las palabras.

Discutieron el nuevo proyecto que versaba
sobre la libertad.

Ellas decían que había que organizarse
para darle sentido a las distintas ideas
y encontrar un significado común.

Pero en realidad se pasaron discutiendo
todo el santo día,
dándose importancia cada una a sí misma,
sin la más remota intención
de ponerse de acuerdo.

Cuando le tocó el turno de hablar,
el poema se puso de pie en medio de la sala,
miró seriamente a las palabras reunidas,
hizo una pedorreta
y rompió a reír como un loco.

Las palabras salieron
con la sensación de que las reuniones de trabajo
no sirven para nada.

E.

domingo, 3 de julio de 2016

Libre de preocupaciones


El poema,
como un gato,
se echó en medio de la terraza

a tomar el sol
que acariciaba las palabras.

E.

viernes, 1 de julio de 2016

Poema de amor


Todo está vibrando.

La luz vibra sobre las hojas.
Las hojas vibran en el viento.
El viento vibra entre las alas de los pájaros.
Los pájaros vibran en el cielo azul.
El cielo vibra entre las nubes esponjosas.
Las nubes vibran en mi corazón.
Mi corazón vibra entre tus manos.

Tus manos acarician a mis manos...

Entonces mis manos se ponen a vibrar
sobre una hoja de papel en blanco.

E.