martes, 5 de julio de 2016

Poema vivo


El gato se acerca hasta mí
como un poema.

Me mira mientras camina y olisquea el aire.

Va pisando todo
delicadamente,
mirando todo delicadamente,
olisqueando todo
                         delicadamente.

No quiere nada de mi
ni de ti.

Viene sólo un instante
hasta la hoja garabateada
y luego se marcha a otra parte.

Justo como este poema.

E.