lunes, 4 de julio de 2016

Reunión de trabajo


El poema se reunió con las palabras.

Discutieron el nuevo proyecto que versaba
sobre la libertad.

Ellas decían que había que organizarse
para darle sentido a las distintas ideas
y encontrar un significado común.

Pero en realidad se pasaron discutiendo
todo el santo día,
dándose importancia cada una a sí misma,
sin la más remota intención
de ponerse de acuerdo.

Cuando le tocó el turno de hablar,
el poema se puso de pie en medio de la sala,
miró seriamente a las palabras reunidas,
hizo una pedorreta
y rompió a reír como un loco.

Las palabras salieron
con la sensación de que las reuniones de trabajo
no sirven para nada.

E.