viernes, 26 de agosto de 2016

Principio de incertidumbre, de Ana Rossetti


Como la liebre paralizada frente a la inminencia
de los faros.

Frente a un mundo indemostrable, entre el
visionario torbellino del temor y las umbrosas
ruinas de lo transcurrido; frente a la exigencia de
tener que incrustar el tiempo en el frágil recinto
del acontecer.

Como la liebre frente a la inminencia de los
faros, te enfrentas a la vida que requiere ser realizada.

Entre lo venidero que requiere ser encontrado y
lo sucedido que requiere ser resuelto.

Y resistes. A mitad de camino, resistes con la
poca convicción de las víctimas, con la inmovilidad
de las víctimas. Con su pasmo.

Sobre la trampilla amenazadora del presente,
anclándote en una culpable e irrevocable indecisión,
sigues mintiéndote seguridad.

Aplazando la huida.

Esperando que el desastre sobrevenga.

En la noche, frente a la inminencia de los faros.

Como la liebre.

jueves, 25 de agosto de 2016

Lo que echamos en falta..., de Claes Andersson


Lo que echamos en falta no lo perdemos nunca.
Al que hemos amado lo echamos en falta siempre.
No perdemos nunca al que hemos amado.
Al que hemos amado lo amamos siempre.

jueves, 18 de agosto de 2016

Poema blues


Con la fragilidad de la noche
que cae sobre la ciudad,
mis ojos caen sobre los pasamanos
donde tu mano se posa....

Si ahora mismo te dieras la vuelta
descubrirías que es la luna
quien te está mirando.

E.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Libre de la inspiración


Entre los cables del tendido eléctrico
brillaba la luna.
Una nota en un pentagrama.

El poema saltaba en el aire
como una chispa agolondrinada.
¡Una lágrima negra de sol!

No tuve más remedio
que detener mi paseo
para garabatear palabras
en un banco del parque.

Así es esto de la poesía.

Algo que nunca sabes
por dónde
saldrá a tu encuentro.
Algo que no puedes controlar
y que no te pertenece.

Tú sólo estás allí
para vivir ese instante. O este otro
en el que se acaba de encender
la luz mágica de las farolas y
comienzan a cantar los grillos.

E.

martes, 9 de agosto de 2016

Poema arcoiris


Es como si el agua
no llegara a caer,

como si tus manos
no resbalaran en mis manos,

como si la lengua que moja tu boca
no terminara de inundar la mía,

como si el paraguas
no llegara a abrirse en medio de la tarde

y el sol no llegara a ponerse
del otro lado de tus ojos.

E.

lunes, 8 de agosto de 2016

Poema indigesto


mascar mascar
mascar el aire mascar
mascar el arte mascar
mascar la lluvia la gubia la máscara
el tintero

mascar el aguacero de la nada
las palabras que van goteando
mascar el chicle
el teléfono
el murmullo el rumor

mascar el mundo los rostros
los angostos caminos del mar
mascar un cachalote
mascar la tierna irreverencia del silencio
mascar el pan la paz mascar los muertos
y la muerte

mascar el amor el sin nombre
mascar como una amorosa vaca
la resaca de haber vuelto aquí
a este instante
donde nos mascamos mutuamente

mascar el viento
el tiempo del bien y del mal
mascar una naranja anaranjada y una remolacha roja
mascar un rayo de sol
mascar un pez que vuela
mascar el cuerpo el alma la resurrección
mascar la tierra mascar la hierba
mascar frente al espejo
mascar colgado de una barra
mascar un altramuz y un astrolabio
mascar un mata moscas
mascar Alejandría

mascar el padre la madre el hijo
los abuelos los bisabuelos los tatarabuelos
mascar a una mujer
subiendo desde las piernas

mascar mascar
mascar la fealdad y la belleza
mascar a las palabras letra a letra
mascarlo todo bien

escupir el poema

E.