sábado, 17 de septiembre de 2016

Poema sin importancia

La camelia llena de brotes
me mira en la terraza.

Cada año te pasa lo mismo,
te pones así de brotes que luego se secan
y no se abren las flores.

Este año podría ser diferente,
ya sabes,
en cualquier momento,
en cualquier lugar,
todo puede ser posible.

Aunque, pensándolo bien, 
qué importa si no se abren tus flores.
También los brotes tienen
su propia belleza.

E.