sábado, 10 de septiembre de 2016

Un poema de Susana Recover



Sobre tu cuerpo el mar escupe una cascada de corales,
pequeños diamantes fracturados
reservan su brillo en la orilla.
Mi pecho cae suavemente en el azul limpio
                                                               infinito de tu mar
Es la madrugada.
Amanece,
              y se escucha el aletear de aves enormes en el cielo.