martes, 18 de abril de 2017

Entonces...


Entonces vio una hoja

Una hoja pequeñita
sola en el viento

que no tenía conciencia de sí misma
ni de su soledad

Estaba atravesada por la luz

Estaba llena de luz
y de viento
y de soledad

Y pasó apenas un instante
frente a sus ojos

Y el viento
se la llevó volando
lejos

(más allá de sus ojos
de las palabras que flotaban
en la soledad de su mente)

Y él se quedó allí sentado
solo e iluminado por la luz vespertina

Y descubrió que estaba mirando
sin palabras
al vacío horizonte

E.