sábado, 3 de junio de 2017

Unicornio


Si se me apareciera ahora,
entre sueños,
con su mirada eterna,
yo no sabría qué hacer
con mi alma finita y estrujada.

Si me invitara él ahora a cabalgar
en la pureza del mundo,
yo no sabría qué llevar
entre tantos harapos de vida.

A pesar de todo,
me gustaría acercarme
a su cuerno dorado algún día.

Desnudo de tiempo.
Desnudo de mí.

E.