jueves, 15 de marzo de 2018

Árbol cabrón


Si la uva está hecha de vino, quizá nosotros 
somos las palabras que cuentan lo que somos.

Eduardo Galeano

me dije
me sentaré un rato en la sala de lectura
del centro cultural
y escribiré algo mientras espero a mi hijo

encontré una mesa vacía
junto a una ventana en silencio
¡qué más se puede pedir!

la mesa era muy negra

mi blanca libretita
parecía un barco perdido en la noche

un árbol desnudo me miraba
del otro lado de la ventana
y se reía de mí a carcajadas

-pobre poeta abandonado
escribe lo primero que le pasa por la cabeza

una niña más pequeña que mi hijo
estudiaba los invertebrados con su madre

por la pared que daba a la calle
bajaba la música de un piano
y por la otra pared
se escuchaba el retumbar
de una batería

me dije
en realidad todos somos
un poco invertebrados
y un poco músicos
y estamos un poco abandonados
en esta sala donde nadie lee

y tal vez alguien escribe
sobre una mesa solitaria
lo que hacemos ahora mismo

el árbol se partía de la risa con mis locuras

pero yo no estaba de humor
así que lo mandé a tomar por culo
y me fui a buscar a mi hijo

E.