martes, 27 de marzo de 2018

Cascanueces


en la cafetería donde desayuno
me llaman risto

-buenos días risto
¿qué vas a tomar hoy?
¿lo de siempre?

y así
risto por aquí y
risto por allá

yo me río por dentro
nunca se me ha ocurrido aclararles mi nombre

es como estar de incógnito
o vivir un personaje

-¿ya estás atendido risto?

suena bien
como un nombre exótico

-¿me pagas con cheques risto
o con tarjeta?

en fin
estos del bar
han oído alguna vez
cómo me llamaban mis compis

pero han entendido
lo que les ha dado la gana

y a mí que me llamen
de una manera o de otra
la verdad es que me da igual

E.